Inscripción en “Incubaeco 2013”

 
Para inscribirse en el programa formativo “Incubaeco 2013” y entrar en el proceso de selección se deben seguir cuidadosamente los pasos que se detallan a continuación.
 

Período de inscripción y publicación de los seleccionados

El período de inscripción se cerrará el 1 de Marzo del 2013, aunque se recomienda fervientemente no esperar hasta el último día. El 8 de Marzo se publicará en esta web la lista de los seleccionados para participar en la formación presencial.
 

Requisitos

Para poder inscribirse en el programa se deeben cumplir los siguientes requisitos:

  • Ser miembro de la Red Emprendeverde (Fundación Biodiversidad). Inscríbete ahora (gratis y rápido) si aún no lo eres. Se recomienda la participación en el grupo de trabajo “Incubaeco” dentro de dicha red.
  • Comprometerse a seguir la formación presencial completa si se es seleccionado. En casos justificados, se permitirá faltar como máximo media jornada.
  • Permitir a los organizadores recolectar y publicar una ficha-resumen del proyecto del participante para la base de datos de ecoemprendedores mediterráneos del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (UNEP/MAP – CP/RAC), lo cual contribuirá a dar gran visibilidad al proyecto.
  • Comprometerse a realizar el seguimiento del curso por medio de una mera encuesta, a rellenar al cabo de 1, 2 y 3 años.

 

Proceso de inscripción

Si se cumplen los requisitos anteriores, se puede proceder a realizar la inscripción siguiendo los siguientes sencillos pasos:
 
PASO 1: Enviar un tweet (Twitter) con la síntesis de tu idea de proyecto (ve a la esencia, tienes 140 caracteres), incluyendo:

  • Los hashtags: #primavera #ecoemprendedores
  • Una mención a Incubaeco: @incubaeco
  • Una mención a la organización o comunidad a través de la cual hayas conocido este programa. Por ejemplo: @emprendeverde (en el caso de la Red Emprendeverde), @ajemadrid (AJE Madrid), @hubmadrid (Hub Madrid), @madridemprende (Madrid Emprende), etc. La cuenta Twitter de dicha organización la podrás encontrar en su web normalmente o en el buscador propio de Twitter. Esta información nos permite conocer cuáles son y dónde se encuentran las comunidades de ecoemprendedores. Os presentaremos las conclusiones durante el curso como ejemplo de plan de comunicación.

Ejemplo de tweet: “Garden-Escuela: donde los niños aprenden conviviendo en la naturaleza #primavera #ecoemprendedores @incubaeco @emprendeverde” (130 caracteres)
 
PASO 1: tweet  
 
 
PASO 2: Rellenar el siguiente formulario de inscripción, a partir del cual el jurado valorará las candidaturas recibidas según los criterios de selección indicados a continuación.
 
IMPORTANTE: Entendemos que el formulario es largo y lleva su tiempo, pero os solicitamos paciencia y objetividad al rellenarlo pues la información que de él obtenemos sobre vuestras necesidades como ecoemprendedores nos es clave tanto para el ajuste de los contenidos y metodologías formativas como para el desarrollo del programa integral de incubación para ecoemprendedores que constituye Incubaeco. Un análisis estadístico de dicha información, de forma anónima por supuesto, será presentado durante el curso como ejemplo de consulta de grupo de interés y estudio de la demanda. Por otra parte, la realización de la encuesta y del “test del emprendedor” embebidos permite al ecoemprendedor avanzar considerablemente en la concepción y estructuración de su idea.
 
PASO 2: inscripción  
 
 

Criterios de selección

 
El Jurado estará compuesto por una comisión formada por los formadores principales y representantes de las entidades organizadoras: Fundación Biodiversidad, UNEP/MAP – CP/RAC e Incubaeco. De entre todos los ecoemprendedores inscritos, el Jurado seleccionará aquellos que mayor puntuación reciban según los siguientes criterios relativos al potencial de sus ideas de proyecto:

  • 1. Innovación: capacidad de innovar en el sector de trabajo, tratando nuevos temas o aspectos y/o haciéndolo de una manera distinta. Se valorará especialmente la innovación para el cambio social o ambiental (relación con los dos criterios siguientes), así como los modelos de negocio con potencial transformador.
  • 2. Impacto ambiental: capacidad del proyecto para producir una mejora en el medio ambiente, tanto en su entorno próximo como en el medio natural global. En el caso de los ecoemprendedores, por definición, el impacto ambiental suele ser el más prominente, aunque, como buenos emprendedores sostenibles, sus impactos social y económico deben de ser también positivos.
  • 3. Impacto social: capacidad del proyecto para producir una transformación social positiva (mejora en la calidad de vida) en sus grupos de interés principales (el propio equipo fundador, los beneficiarios, clientes, proveedores, colaboradores, etc.) La integración en el contexto local y el potencial de replicación del modelo en otras localizaciones (bajo modelos distribuidos) juegan un papel fundamental a este respecto.
  • 4. Viabilidad económico-financiera: el valor social y ambiental creado por el proyecto se debe de traducir en un modelo de negocio viable que permita la operatividad del mismo dados sus recursos necesarios y los actores involucrados. A este nivel se valorarán varios aspectos clásicos tales como la capacidad de generar activo circulante o de auto-financiación, pero también otros relativos a la Economía de Valor(es), del Bien Común o de la Felicidad como: horizontalidad y democracia económica, desmonetarización mediante intercambio de servicios/productos, fomento mediante incentivos económicos de los bienes que producen un mayor valor, establecimiento de colaboraciones tipo “win-win-win” (mi proyecto gana, tu proyecto gana, la sociedad y el planeta ganan), etc.
  • 5. Viabilidad técnica: los conocimientos y la experiencia en el sector tanto del equipo emprendedor (recursos humanos) como de sus contactos (capital social) son fundamentales a la hora de asegurar el funcionamiento adecuado del proyecto tanto a nivel técnico como tecnológico.

 
 
Y el resto es todo cuestión de esperar al 8 de Marzo. Eso sí, mientras tanto, no dudes en seguir eco-emprendiendo 😉